Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Luego que legisladores señalaron la desigualdad de oportunidades de los estudiantes para acceder a clases virtuales, el Secretario de Educación, Esteban Moctezuma, defendió el programa Aprende en Casa.

El funcionario argumentó que lo difundido por internet o televisión está basado en los libros de texto, que fueron entregados a todos los alumnos mexicanos.

En una reunión virtual de casi dos horas, los 22 diputados de la Comisión de Educación le expusieron a Moctezuma quejas y solicitudes con respecto al aprendizaje durante la contingencia por Covid-19.

Y aunque el Secretario admitió el rezago de niños para acceder a internet o computadoras, aseguró que el programa implementado cumplirá con las metas educativas.

“De manera que todos los niños pueden estudiar, ninguno está excluido. Ese argumento de que hay muchísimos mexicanos y mexicanas sin internet es real, pero para aprender en casa no se aplica porque estamos hablando de que todos tienen en sus manos el libro de texto gratuito”, justificó.

Moctezuma insistió en que todos los estudiantes recibieron los ejemplares correspondientes a su grado, sin embargo, explicó que quienes por alguna razón no los tengan completos podrán consultarlos en internet, pues están digitalizados en el portal de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos.

En la sesión virtual se escucharon voces como la del diputado panista Alfonso Robledo, quien le indicó al Secretario que si bien la mayoría de los alumnos (9 de cada 10) cuenta con televisor, no en todas las zonas se puede sintonizar el canal 11.2, donde se difunden los programas de Aprende en Casa.

Robledo refirió que incluso el canal 11.1, en el que se transmiten los mensajes del Presidente Andrés Manuel López Obrador, tiene mayor cobertura y le propuso invertir la programación.

“El tema no es quién tiene o no tiene televisión, el tema es si le llega la señal o no. En el 11.1 se ponen las mañaneras y, en todo caso, debería ser al revés: deberíamos poner en el 11.1 ahora que la educación está en este entredicho, aprovecharlo por su cobertura para dar clases o ampliar la cobertura en las clases”, señaló.

La legisladora panista Marcela Torres Peimbert le planteó al Secretario que en vez de destinar recursos a la construcción de 100 universidades –obras que deberían estar frenadas por la Fase 3 de la epidemia–, se atienda el problema en turno y se otorgue a padres de familia planes de internet.

Moctezuma respondió que el dinero de las universidades fue avalado por legisladores y anunció que autoridades federales buscan firmar un acuerdo con empresas para que todo el tráfico de datos y de comunicaciones del sistema educativo no se cobre durante la emergencia sanitaria.

La diputada priista Cynthia López le manifestó a Moctezuma que incluso en la capital del país no existe igualdad de oportunidades para acceder a herramientas como internet y solicitó dialogar con autoridades locales para que revisen requerimientos de maestros a alumnos que son complicados de cumplir.

Entre las dificultades mencionó que no hay dinero para imprimir todas las tareas encomendadas; que los padres se han quejado de que lo transmitido en televisión confunde mucho a los niños por el ritmo rápido de las lecciones; que los horarios no son adecuados para preescolar.

Además, enlistó, algunas familias no tienen espacio en sus casas para realizar las actividades físicas solicitadas.

López pidió seguimiento por parte de supervisores escolares para evitar rezagos en estudiantes con bajos recursos.