Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, Pedro Gutiérrez Romo, advirtió que la baja del empleo en México es real y desafortunada, y de no tomarse las medidas pertinentes se puede agravar.
Consideró que la caída en las cifras de ocupación formal es efecto de que en los últimos siete meses se ha abandonado a las clases medias y sobre todo a los factores de la producción nacional.
“Éstos son los que generan riqueza y a la vez producen los impuestos correspondientes que proveen de recursos económicos al Gobierno Federal para que pueda proceder a regalarlo a la gente, a través del llamado gasto social”, agregó.
En ese sentido, dejó en claro que sin tener nada en contra de esta rama de gasto gubernamental como es el social, sí es necesario considerar que su ejercicio depende de la generación de riqueza y de contribuciones a través de la economía y ocupación formal.
“Sin esa condición entonces la tendencia será a caer en un círculo vicioso donde no haya generación de riqueza para distribuir, tampoco contribuciones y por lo tanto no se contará con dinero para seguir impulsando el gasto social que atiende necesidades básicas”.
Gutiérrez Romo recordó que el riesgo de la caída de empleo se advirtió hace meses y sin embargo no se tomaron las medidas necesarias y pertinentes para evitarlo, por el contrario, la decisión fue hacer recortes indiscriminados en la burocracia.
“Es ahí donde más se ha registrado la desocupación y en contraparte no hay una política o una medida clara para generar empleos que compensen y absorban esa mano de obra calificada que está quedando en la calle en aras de una austeridad republicana”.
Eso, más la sensación de que el T-MEC no se había aprobado, hasta la última semana, y las presiones del gobierno estadounidense con un supuesto arreglo que más bien fue comprometerse a cumplir lo que nos dictaron, son factores que definitivamente incidieron.
De tal forma que más allá de “otros datos u otras interpretaciones”, sí hay baja en empleo y hay baja en inversión, y no es política, sino datos precisos, duros que muestran la realidad a siete meses de haber iniciado la actual administración federal.