Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Juez Sexto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México, Francisco Javier Rebolledo Peña, negó a Monsanto-Bayer una suspensión definitiva en contra de la política del Gobierno que prohíbe el glifosato en el País.
De este modo, el grupo empresarial deberá acatar la medida en lo que se resuelve si le conceden un amparo.
La firma de agroquímicos y biotecnología de origen estadounidense Monsanto, que es propiedad del grupo alemán Bayer, había solicitado la suspensión para la no aplicación del decreto publicado el 31 de diciembre de 2020.
La Secretaría de Medio Ambiente (Semarnat) y Greenpeace celebraron el fallo judicial, mientras que Bayer México dijo que analiza la posibilidad de presentar un recurso de revisión sobre la resolución y sostuvo que el uso del glifosato durante el proceso de producción de alimentos en el campo es seguro.
“Las principales agencias reguladoras de la salud de todo el mundo han concluido repetidamente que nuestros productos a base de glifosato se pueden usar de manera segura según las instrucciones y que el glifosato no es cancerígeno”, apuntó la multinacional.
El pasado 7 de mayo se informó que el Noveno Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito revocó otro recurso legal concedido a Monsanto-Bayer el 3 de mayo en contra de la política impulsada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha calificado el producto químico como tóxico.