La secretaria de Servicios Públicos capitalina, Miriam Rodríguez Tiscareño, aseveró ayer que el Relleno Sanitario “San Nicolás de Arriba” que recibe a diario un promedio de 1,200 toneladas de basura no es un tiradero a cielo abierto, ha tenido algunos contratiempos y retrasos en la cobertura de los desechos a causa de fallas en la maquinaria especializada.

En este momento se invierten mensualmente 1.8 millones de pesos en la renta del 50% de maquinaria para uso rudo a lo largo de 24 horas del día para cumplir con la normatividad competente, y en la actualidad se encuentran al día en la cobertura de la basura con los materiales adecuados.

Rodríguez Tiscareño se manifestó a favor de que las asociaciones ambientalistas se acerquen a la Secretaría de Servicios Públicos para conocer la situación que guarda el Relleno Sanitario.

“Los líquidos lixiviados no han generado contaminación, es un proceso controlado y hay escurrimientos normales y permitidos por las autoridades federal y estatal, y no se han salido de sus áreas confinadas en el relleno que cuenta con geomembranas de alta densidad especiales para contenerlos dentro de las áreas establecidas”.

Indicó que cuando las máquinas se descomponen por el uso rudo durante 24 horas al día se ocasiona que uno, dos días o hasta una semana se haya retrasado el aplanar y cubrir con tierra, tepetate y otros materiales los desechos urbanos. En la actualidad Proespa podrá certificar que se encuentran en orden con esta obligación ambiental.

Asimismo, reconoció que este Relleno Sanitario tiene oportunidades de mejora y se encuentran trabajando para elaborar el estudio integral sobre los pozos de agua aledaños, líquidos lixiviados, biogás, microbiología de suelo, análisis microbiológico del aire, el cual cada mes de abril lo hace la UAA y este año a causa de la contingencia sanitaria no lo realizó, motivo por el cual se trabaja en cotizaciones con laboratorios externos para hacerlo lo más pronto posible.

“De acuerdo a los resultados del 2019 no se tiene evidencia de contaminación del suelo, aire o tierra. De igual manera se trabaja para obtener recursos públicos para acceder a la maquinaria suficiente para la cubierta diaria de la basura; en la actualidad se dispone de 12 máquinas”. Finalmente, apuntó que los ciudadanos verán todos los días basura porque cada 24 horas se reciben 1,200 toneladas procedentes de los once municipios del estado.