GUADALAJARA, México.- Tras los rumores acerca de que Vicente Fernández había sido hospitalizado la mañana de ayer por posible contagio de COVID-19, fuentes cercanas al “Charro de Huentitán” afirman que no hay de qué preocuparse.
El ícono mexicano visitó ayer a sus médicos de cabecera en un hospital particular para tratarse una infección en las vías urinarias, así como una molestia gastrointestinal, además de realizarse un chequeo de rutina, de acuerdo con personas cercanas a la familia.
Los rumores sobre la supuesta gravedad de “Chente” comenzaron tras una publicación en la revista TVNotas, donde se aseguró que el cantante había ingresado a un nosocomio en silla de ruedas y con posible cuadro de COVID.
Hace una semana, en entrevista con MURAL, sobre su reciente escándalo por sus presuntos problemas con las adicciones, Vicente Fernández Jr. contó que su padre, de 81 años, recibió hace varias semanas la vacuna contra el coronavirus. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)