Marlen Hernández
Agencia Reforma

Pese a las promesas del Presidente Andrés Manuel López Obrador de evitar fuerte alzas en los combustibles, las gasolinas se han encarecido hasta casi 22 por ciento a nivel nacional, castigando el bolsillo de los consumidores.
La gasolina regular registró un incremento de 15 por ciento entre abril del 2020 y el viernes pasado, mientras que la Premium tuvo un incremento del 21.8 por ciento a nivel nacional.
En Nuevo León el precio promedio de la gasolina regular se disparó 19.9 por ciento, de 17.69 pesos por litro en abril del 2020 a 21.21 el pasado viernes, señalan datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la consultora PetroIntelligence.
En tanto, el precio de la Premium despuntó 22.5 por ciento, de 18.68 a 22.89 pesos en el mismo periodo.
Alejandro Montufar Helú, director de PetroIntelligence, explicó que Nuevo León resiente más los aumentos que el sur del País por su proximidad a Estados Unidos, de donde México importa principalmente sus combustibles.
“En Nuevo León”, dijo Montufar, “el incremento ha sido más rápido que en el resto del País debido a que hay una mayor cercanía al mercado de referencia, es decir, los movimientos de precios se transmiten más rápido.
“A diferencia del sur”, añadió, “en donde los movimientos al alza se reflejan hasta que acabe el inventario”.
El especialista atribuyó el aumento en los combustibles al alza en los precios internacionales del petróleo por una mayor movilidad ante el avance de la vacunación antiCovid y el relajamiento de las restricciones contra el coronavirus.
Así, por ejemplo, el precio del crudo WTI subió 83.2 por ciento al pasar de 38.3 a 70.2 dólares por barril en el último año.
A su vez, el precio spot de la gasolina regular en la Costa del Golfo de Estados Unidos registró un incremento de hasta 92.7 por ciento en el año en dólares, según datos de la Administración de Información Energética estadounidense (EIA).