Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo ayer un nuevo y amplio reconocimiento a la labor de las Fuerzas Armadas en distintos frentes como la construcción de obras prioritarias y el combate a la delincuencia, y rechazó que se esté militarizando al País.
“Las acusaciones de que estamos militarizando al País carecen de toda lógica y, en su mayoría, de la más elemental buena fe”, sostuvo en Palacio Nacional durante su Primer Informe de 2021.
“No se ha ordenado a las Fuerzas Armadas que hagan la guerra a nadie, no se les ha pedido que vigilen u opriman a la sociedad, que violen las leyes, que coarten las libertades y mucho menos que se involucren en acciones represivas o violatorias de los derechos humanos
Por el contrario, afirmó el Mandatario, en esta “nueva etapa” la participación de soldados y marinos en acciones de desarrollo, bienestar y paz es en refrendo de su lealtad a las autoridades civiles.
“Esa participación, además, contribuye a dejar atrás la distancia y hasta la desconfianza entre civiles y militares que se generó por las decisiones erróneas y perversas de los anteriores gobernantes”, aseveró.
“Por eso reitero mi reconocimiento a esas dos importantes instituciones del Estado mexicano, la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional, gracias Almirante José Rafael Ojeda Durán, se lo transmite Almirante Redondo, gracias General Luis Cresencio Sandoval González”.
En el contexto del asesinato de un guatemalteco en Chiapas por parte de un militar, resaltó que las Fuerzas Armadas no sólo apoyan a la población en huracanes, inundaciones, temblores y otros eventos, sino que además contienen a la delincuencia organizada y “protegen” a los migrantes.
Con personal militar, destacó López Obrador, también se cuidan instalaciones estratégicas, se evita el robo de hidrocarburos, se enfrenta el contrabando, se persigue la corrupción en los puertos, se defiende la soberanía y se construyen el Aeropuerto de Santa Lucía y el Tren Maya.
Enlistó que también se encargan del dragado de ríos, la limpieza de playas, la construcción cuarteles de la Guardia Nacional y de Bancos del Bienestar, el acondicionamiento de viveros de Sembrando Vida, así como la logística y distribución de vacunas contra Covid-19, entre otras.
“Y por si fuera poco, las Fuerzas Armadas nos ayudan en la construcción de obras de infraestructura para el desarrollo del País; recordemos que sin los ingenieros militares y marinos no estaríamos en este proceso de construcción de obras, servicios y acciones tan relevantes”, remarcó.
“Expreso mi reconocimiento sincero y fraterno a las Fuerzas Armadas; sin la lealtad de las Secretarías de Defensa y de Marina, y sin su entrega al pueblo, no tendríamos los mismos resultados en seguridad, en desarrollo y en bienestar. El apoyo de las Fuerzas Armadas en la trasformación de México ha sido, repito, fundamental y estratégico”.

Feminicidios a la alza
En su informe por los primeros 100 días de su tercer año de gobierno, López Obrador reconoció que los feminicidios han aumentado en el País, aunque acotó que se debe a que antes no se tipificaban como ahora.
“De 11 delitos considerados como de alto impacto sólo dos han presentado incrementos: el feminicidio, que creció en 8.5 por ciento y que posiblemente antes no se clasificaba como ahora, y la extorsión, que aumentó en 21 por ciento”, admitió.
El tabasqueño presumió que en lo que va de su gobierno el robo de combustibles se redujo 95 por ciento; el homicidio 1.6 por ciento; el robo de vehículos 40 por ciento; el secuestro 38 por ciento.
“Y así (reducción) en casi todos los delitos del fuero común y del fuero federal. Todo este esfuerzo para conseguir la paz se ha llevado a cabo sin violaciones a los derechos humanos, sin el involucramiento de las fuerzas federales en masacres”, afirmó.