Eduardo Cedillo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La empresa noruega DNV negó cualquier conflicto de interés en la investigación del desplome de la Línea 12 del Metro, como lo había señalado la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.
«DNV confirma que el informe se elaboró sin la participación de ningún experto que pudiera tener un conflicto de interés en este caso. DNV respalda la metodología empleada, los hallazgos de nuestros expertos y las conclusiones de nuestro informe sobre el análisis de causa raíz del incidente», señaló la empresa ayer en un comunicado.
DNV fue contratada por el Gobierno local para realizar el peritaje por el desplome de la Línea 12 y, aunque en su momento, Sheinbaum la presentó como una empresa de alto prestigio en investigaciones de este carácter, hoy la Mandataria se ha confrontado con la organización.
La firma subrayó que las denuncias por estos hechos contra su empleado son falsas y explicó que Héctor Galindo Alvarado no tiene poder alguno sobre los documentos que se entregaron al Gobierno.

¡Participa con tu opinión!