Antonio Baranda
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que subsidiar los combustibles en México no es una ocurrencia.

«No tenemos necesidad de solicitar deuda o contraer deuda adicional, tampoco el que se aumenten impuestos y podemos enfrentar imprevistos como esta inflación mundial», sostuvo.

«Tomando decisiones de subsidiar el precio de los combustibles, pero no son ocurrencias, no es un gobierno de ocurrencias».

López Obrador reiteró que, gracias al subsidio, se pueden mantener los precios de los combustibles en nuestro País y ubicar la inflación por debajo de Estados Unidos y Europa.

«Podemos mantener el precio de las gasolinas, el diésel, sin aumentos porque sin duda el incremento en las gasolinas es inflación o es más inflación», comentó.

«Entonces tomamos la decisión de mantener este subsidio, pero estamos trabajando en equipo, por eso la inflación de México es menor a la inflación en Europa y la inflación en Estados Unidos».

Durante el primer semestre de 2022, se han destinado 114.8 mil millones de pesos como estímulo IEPS para que el precio de los combustibles no tenga incrementos más allá de la inflación.

Según el SAT, dicho estímulo -dirigido a los productores e importadores de los combustibles- impacta las operaciones comerciales subsecuentes disminuyendo el precio al consumidor final.

«Porque ya las refinerías que estaban produciendo muy poco cuando llegamos, ahora están ya produciendo el doble, de 400 mil barriles diarios a 800 mil barriles diarios», abundó.

«Y ahora los costos de refinación en el mundo se incrementaron muchísimo, entonces hicimos cuentas, un balance, vamos a tener estos ingresos».

En un acto en Palacio Nacional con motivo de los 25 años del SAT, el Presidente destacó que la contribución fiscal México es positiva, por lo que puede «dormir tranquilo».

López Obrador volvió a presumir que su Gobierno está logrando el propósito de no aumentar impuestos en términos reales, ni endeudar al País, y enfatizó que el aumento en la recaudación también ha sido posible gracias a que se terminó con la condonación de impuestos.

«Antes no pagaban y les devolvían los impuestos, pero no era delito, estaba permitido y estaba legalizado», acusó.

«Había despachos especializados, despachos fiscales que cumplían una serie de requisitos y al final se les tenían que devolver impuestos».