Rolando Herrera y Benito Jiménez
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que es mentira que la contaminación en Monterrey sea por la refinería de Cadereyta, y afirmó que han cuidado que esa planta no se salga de la norma.
«Es una mentira, una mentira, de que la contaminación en Monterrey tiene que ver con la refinería de Cadereyta, pues no, son las piedreras y las otras empresas», aseguró en la mañanera.
«Y está demostrado, probado técnica y científicamente, y hemos cuidado que no se salga de la norma la refinería de Cadereyta».
«Pero ahí no sólo es la politiquería y la mentira sino que les molesta a algunos de allá, no a todo el pueblo, ese es un pueblo bueno, trabajador, progresista, un pueblo que merece un mejor destino. No, los machuchones que les molesta», acusó.
«‘¿Cómo Cadereyta en manos de Pemex, una empresa pública?, ¿cómo es que no la manejamos nosotros si Pemex no sabe administrar? Nosotros sí sabemos, además los de Pemex son corruptos, nosotros somos honestos'».
«Y sí los comprendo, porque desde que se expropió Pemex, o mejor dicho el petróleo para la creación de Pemex, pues ese grupo, sus antepasados, se opusieron y hubo protestas y hasta se creó un partido político, porque el General (Lázaro) Cárdenas tomó la decisión de expropiar Pemex», agregó.
«Les molesta mucho, sí, están en todo su derecho, pero porque cada quien tiene su manera de pensar, hay que respetar el derecho a disentir y nosotros luchamos por una democracia y no queremos que haya un pensamiento único porque eso sería totalitarismo, sería dictadura», dijo.