Karla Omaña
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Altos Hornos de México (AHMSA) negó que se haya comprometido a pagar 200 millones de dólares por un “supuesto sobreprecio” en la venta de la planta chatarra de Agro Nitrogenados a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Esto luego de que el Presidente López Obrador afirmó que la compañía cuenta con nuevos accionistas y que está en disposición de devolver el dinero por la transacción de la planta.

“Altos Hornos de México reitera y precisa que hasta el momento no existen nuevos accionistas en la empresa.

“Asimismo, la empresa no se ha comprometido a pagar 200 millones de dólares de un supuesto sobreprecio, el que por lo demás no tiene ninguna base legal”, dijo AHMSA, mediante un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La compañía aseguró que la valuación del complejo petroquímico de Agro Nitrogenados, realizada por el propio Estado a través del INDAABIN -nunca dada a conocer-, fijó un valor de 293 millones de dólares, y los avalúos privados marcaban montos mayores.

“Los acuerdos contractuales de esta operación se cumplieron a cabalidad por parte de Agro Nitrogenados y a la fecha se adeudan a la empresa más de 9 millones de dólares por una retención arbitraria y sus intereses”, dijo.

Esta mañana, AMLO aseguró que AHMSA vendió a Pemex una planta fertilizante chatarra por encima de su precio real, pues valía cuando mucho 50 millones de dólares y se pagaron 275 millones de dólares.

“Afortunadamente, me han estado informando que ya hay nuevos accionistas en AHMSA y uno de ellos me mandó decir que están en la mejor disposición de devolver el dinero, y nosotros claro que aceptamos la devolución como reparación de daño”, dijo.

Alonso Ancira, presidente de AHMSA fue acusado por la venta fraudulenta de la planta a sobreprecio, cuando Emilio Lozoya era director de Pemex.

En su declaración hecha ante la Fiscalía General de la República, Lozoya aseguró que la insistencia de la compra de la planta ayudó al empresario Alonso Ancira a deshacerse del complejo que no generaba ingresos y tenía años sin operar.

“Desconozco los detalles, montos, fechas, que se hubiesen pactado entre Peña Nieto, Videgaray y Alonso Ancira. Lo que sí me parece claro es que, mediante esta operación, Ancira se pudo deshacer de una planta de fertilizantes que no generaba ingresos y que tenía años sin funcionar”, aseguró Lozoya.