Rolando Herrera 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que no es «cacique» de nadie ni Claudia Sheinbaum «pelele», pues al dejar el Gobierno se convertirá sólo en un ciudadano más.

«Bueno, pues los adversarios nuestros, que son muy elementales, muy obvios, quisieran que nos peleáramos, por eso hablan de pintar la raya. Se olvidan que la raya está pintada porque la Constitución establece que el Presidente de México, la Presidenta de México, es electa por el pueblo y entra en funciones desde pasadas las 12:00 de la noche del día último de septiembre de este año.

«Y yo paso a ser un ciudadano y ella se convierte en la titular del Poder Ejecutivo, la ceremonia del día siguiente, de entrega de la Banda Presidencial es eso. Ella va a representar al pueblo de México y estoy seguro que lo va a hacer con mucha dignidad y ni yo soy cacique, ni ella es pelele», comentó López Obrador.

Al ser Claudia Sheinbaum la primera Presidenta electa de México, mujeres líderes de organismos empresariales le han sugerido que «pinte su raya» respecto a la agenda que empuja el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Además le recomendaron fijar su estilo de Gobierno y toma de decisiones.

Esta mañana, en conferencia en Palacio Nacional, el Mandatario federal dejó en claro que si Sheinbaum desea verlo, aceptará con gusto.

«Mi Presidenta es mi Presidenta, y la voy a respetar siempre, y la estimo mucho, la admiro, porque es una mujer inteligente, es una mujer preparada con mucha experiencia, muy buena como servidora pública, de buenos sentimientos y honesta, es una bendición para México.

«Entonces, si mi Presidenta algún día quiere verme, claro que la vería, pero no va a hacer falta, porque ella tiene mucha capacidad, mucha capacidad para enfrentar cualquier adversidad», aseguró.

Al ser cuestionado sobre alguna investigación que surja en su contra cuando deje el Gobierno, López Obrador dijo que no contratará abogados, ni se amparará, pues dijo que tiene la conciencia tranquila.

«Lo que estimo más importante en mi vida es la honestidad, no voy a contratar un abogado ni me voy a amparar, ya eso lo he dejado de manifiesto. Yo tengo mi conciencia tranquila y siempre he luchado por causas justas, de modo que no tengo nada que temer y sé que siempre voy a contar con el apoyo del pueblo», agregó.