“Hola a todos. Quiero comunicarles que he decidido no participar en la próxima edición de Wimbledon que se disputará del 28 de junio al 11 de julio. Tampoco jugaré los Juegos Olímpicos de Tokio previstos finalmente del 24 al 20 de julio. Es una decisión que nunca resulta fácil de tomar y tras escuchar mi cuerpo y hablar con mi equipo entiendo que es la decisión acertada con el objetivo de alargar mi carrera deportiva y seguir haciendo lo que me hace feliz; competir al máximo nivel y seguir luchando por retos profesionales y personales al máximo nivel de manera competitiva”. Con estas palabras el tenista español Rafael Nadal confirmó que se perderá dos grandes eventos del tenis, abriendo la puerta para que Novak Djokovic y hasta Roger Federer puedan ganar un Grand Slam más en Wimbledon.
Nadal perdió ante Djokovic en las semifinales de Roland Garros y parece haber notado un deterioro en su físico lo que lo obligó a tomarse un descanso. Otro que anunció que no estará en estos torneos es Dominic Thiem que arrastra algunas lesiones, misma situación que la nipona Naomi Osaka que tiene un tema psicológico que la ha alejado de las canchas.