Arely Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Con el cierre de tiendas departamentales, jugueterías y boutiques en varias ciudades del País como medida de prevención sanitaria, la industria juguetera enfrentará un nuevo golpe.
A noviembre de 2020, las ventas de juguetes acumulaban una caída de 30 por ciento, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de la Industria del Juguete.
Miguel Miguel Ángel Martín, presidente de la Asociación, consideró que hasta antes de que la Ciudad de México y el Estado de México regresarán al rojo en el semáforo epidemiológico se preveía que las pérdidas aminoraran al menos a la mitad.
La industria confiaba en recuperarse con la llegada de la temporada navideña, que comprende del 10 de diciembre pasado al 10 de enero próximo.
Sin embargo, la realidad fue otra.
Las medidas de confinamiento, principalmente en la Capital del País y el Estado de México, con vigencia al 10 de enero, generarán un menor dinamismo en las ventas durante una de sus fechas más importantes: Día de Reyes.
“Se trata del mercado más relevante para la venta de juguetes (la Ciudad de México y el Estado de México), y está cerrado”, manifestó Ángel Martín.
Pese a la baja en ventas registradas por la industria, añadió el directivo juguetero, no se han visto grandes despidos de personal ni cierres masivos, pues las empresas esperaban una recuperación en fin de año.
Ángel Martín reveló que ante el confinamiento por la pandemia, las ventas por internet han crecido más del doble, pues pasaron de generar no más de 6 por ciento de las ventas totales a más de 15 por ciento.