El veterano maratonista Héctor García Sanabria, quien ha decidido, desde hace ya varios meses, inscribirse a todos los maratones posibles que se realizan de forma virtual por la pandemia, sumó un evento más a sus piernas este pasado lunes, debido a que las condiciones climáticas lo obligaron a cambiar de planes, pero no a dejar de participar en el maratón de Budapest, el cual llevó a buen término recorriendo varias partes del estado, siempre con la actitud al máximo nivel.
Luego de que la lluvia impidiera que García Sanabria pudiera correr el sábado y el domingo, el corredor decidió iniciar su recorrido el pasado lunes, teniendo un gran arranque al contabilizar menos de una hora durante sus primeros 10 kilómetros. El medio maratón consiguió recorrerlo en poco más de dos horas, con dieciséis minutos para después completar la prueba en 5 horas, 11 minutos y 16 segundos, un gran tiempo que vuelve a poner en evidencia el gran estado físico del corredor, además de su fortaleza mental, que le permite ir escalando obstáculos, ya sean físicos o, en esta ocasión, climáticos.
Cabe destacar que Héctor fue acompañado por sus nietos en una rodada que hicieron ellos apoyando al corredor, que, con ese impulso, consiguió completar su maratón número 84 y, como es costumbre, ya se prepara para el siguiente reto que venga.