Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Tras liberar un tercer bloqueo de la CNTE a su gira por Chiapas, el Presidente Andrés Manuel López Obrador le mandó un mensaje al magisterio.

“Como les gustan las consignas a los maestros, a los de la CNTE de Chiapas y corean algunas consignas, yo les digo que: ni Frena ni la CNTE detienen al Presidente”, sostuvo al inicio de su discurso de inauguración del Hospital General de zona 1.

El Presidente comparó a los del magisterio de Chiapas con el Frente Nacional que hace unos meses se manifestó en su contra.

Afuera del inmueble, un centenar de maestros de la Coordinadora, entre quienes encontraban también migrantes haitianos, retuvieron su camioneta por unos diez minutos en busca de que recibiera sus demandas sobre derechos laborales y aceptara reanudar las mesas de diálogo con ellos.

“¡No es un honor estar con Obrador!”, gritaron cuando el Presidente seguía en el asiento de copiloto con la ventanilla subida, incluso una mujer que se paró enfrente, le grito que como ella no era la mamá del “Chapo” no la atendía. Al final, los profesores aceptaron hacerse a un lado y el grupo de civiles que cuidan al Presidnete abrieron el paso a empujones

“Antes de entrar en materia, quiero decir que los dirigentes de la CNTE nos volvieron a cerrar el paso. Lo hicieron el día viernes por la mañana, ayer también, allá en Frontera Comalapa, y ahora aquí en Tapachula, y no pudieron detenernos”, festejó López Obrador.

El Mandatario acusó que la protesta de los maestros tiene objetivo político, “conservador”, y que cuando él andaba en campaña no lo apoyaron y afirmó que se llevaba muy bien con el anterior gobernador, Manuel Velasco, del PVEM, hoy su aliado, y que intentan hacer quedar mal al actual, Rutilio Escandón, de Morena.