Por ley, los edificios públicos deben contar con estacionamiento para bicicletas. El plazo venció el primero de enero del año en curso y no se ha cumplido con esta exigencia.

Incluso, se previó que los edificios que por ser parte del patrimonio cultural estatal o nacional no sean susceptibles de sufrir modificaciones para dar cumplimiento a esta disposición, ubicarán los estacionamientos en los espacios abiertos de uso público más próximos que ofrezcan condiciones para su colocación, lo que tampoco ha sucedido.

Se estableció en el artículo 19 transitorio que por Poderes del Estado, sus dependencias y entidades, así como los Ayuntamientos implementarán, en la medida que sus posibilidades presupuestales lo permitan, programas e incentivos para inhibir el uso de automóviles por parte de los servidores públicos y gestionar apoyos o fondos de garantía para facilitar la obtención de créditos para la adquisición de bicicletas.

EQUIPAMIENTO EN PROCESO. La Ley de Movilidad se publicó el 30 de abril del 2018 y todavía no se ha concluido el equipamiento tecnológico, que incluye videocámaras, botones de pánico, sistema de recaudo, que va aparejado al pago con tarjeta, en el transporte público.

Si bien, ya comenzó a instalarse el sistema de recaudo en los camiones urbanos, el proceso aún no concluye. En tal caso, los usuarios tendrán que depositar la cantidad exacta, que actualmente es de 9.50 pesos, porque el aparato no da cambio. Este implemento va aparejado al pago electrónico con tarjeta y en su momento se informará sobre los sitios en que podrán adquirirse y recargarse.

BOTÓN PARA USUARIOS. En cuanto a los botones de pánico, no hay letrero que los señale, por lo que la mayoría de los usuarios no los ubica, o lo confunden con el botón para descenso; algunos se han colocado arriba de las puertas, donde nadie los alcanza.

BOTÓN PARA CHOFERES. Hay otro botón para el chofer, que deberá utilizarlo ante algún acto vandálico o cualquier eventualidad. Este dispositivo permite la localización de la unidad, por medio de un sistema de posicionamiento global; que alerta a las autoridades de seguridad pública sobre una situación de riesgo. Las videocámaras también están conectadas al C5; en cada camión, deberán instalarse cuatro.