Claudia Guerrero y Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador advirtió ayer que irá a fondo en la pelea legal contra el Gobierno de Ecuador, con el que no habrá diálogo ni confianza.
El Mandatario respondió así tras enterarse que la Corte Internacional de Justicia se negó a establecer las medidas provisionales de protección para garantizar la integridad de la sede diplomática de México en Quito.
AMLO destacó que el juicio para solicitar la expulsión de Ecuador de las Naciones Unidas continuará, en tanto no se disculpe públicamente y repare el daño causado por la irrupción armada en contra de la Embajada mexicana.
Cuestionado sobre las declaraciones del Mandatario ecuatoriano, en el sentido de que está dispuesto a reanudar el diálogo bilateral, el Presidente cerró la puerta y lanzo una nueva condena por la violación al derecho de asilo del ex Vicepresidente Jorge Glas, actualmente detenido.
«Nosotros no estamos buscando el diálogo con quien no respetó la soberanía de nuestro País, esto ya está en la Corte Internacional y allá se va a resolver.