Saúl Hernández Araujo, candidato del Partido Verde a la Presidencia Municipal de Jesús María, señaló que “es necesario contar con un Gobierno eficiente en lugar de uno que esté distribuido entre cuates y cuotas”. Asimismo, comentó que solamente de esa manera se generarán las acciones de Gobierno que la población requiere.
El abanderado verde advirtió también, que de llegar a ser electo como alcalde de aquella demarcación “serán dados de baja todos los servidores públicos que hayan entrado por nepotismo, compadrazgo, amiguismo y por pago de favores políticos”, y enfatizó que “los puestos municipales serán ocupados por gente que cumpla con el perfil y dando prioridad a las personas de la localidad, especialmente a jóvenes”.
Saúl Hernández consideró que el Gobierno de Jesús María se encuentra ocupado por colaboradores “que no cumplen el perfil y que están laborando sin haberse ganado el puesto”; incluso señaló que hay quienes ocupan secretarías y direcciones sin el conocimiento necesario. Aseguró que esa situación habrá de cambiar de llegar a ser el próximo alcalde.
Además de comprometerse a “una reingeniería del Ayuntamiento”, el candidato del Partido Verde detalló que “con el ahorro que se tendrá por el despido de estas personas, se podrán diseñar mejores programas de beneficio social como microcréditos empresariales, becas académicas, apoyo médico para la gente de la tercera edad, así como para adolescentes embarazadas”, finalizó.