La estrategia de prevención de contagios por COVID-19 no ha sido del todo atinada, ni en la salud ni en lo económico, lo que traerá como consecuencia, secuelas en el corto y mediano plazo, advirtió el presidente de la Comisión Fiscal de la Coparmex, Carlos Maza Arévalo.
Tanto a nivel empresarial como en la economía doméstica, se deberán tomar previsiones pues el impacto económico seguirá recrudeciéndose en los primeros meses de 2021, justo cuando se podría presentar un rebrote de la pandemia en la entidad y en el ámbito nacional, ante la intensa movilidad social propia de esta temporada, que no ha podido ser detenida.
Y se considera como un manejo errático de la pandemia, cuando a nivel nacional se han registrado más de 117 mil fallecidos por esta causa y el nivel de contagios se ha sostenido, para el caso de Aguascalientes la situación no es variable.
MÁS ALLÁ DE LOS DECESOS. Además de los miles de muertos que se han acumulado, se suman el cierre de empresas que ya se ha tenido, los que se podría registrar en los primeros meses de 2021, la pérdida de empleos, la escasez de dinero y el disgusto de la ciudadanía que no tiene información precisa ante un virus que todavía es desconocido.
Maza Arévalo insistió en que la estrategia que se ha aplicado en materia de sanidad para hacer frente a esta pandemia, se ha convertido en una crisis económica para empresas, pero que afecta principalmente a nivel familiar, por lo que se conmina al cuidado minucioso para prevenir los contagios que podrían incrementarse durante el invierno, de lo contrario, la complicación de la crisis de salud y económica será por demás preocupante.

Para Maza Arévalo de Coparmex…
· La microeconomía tendrá un impacto sin precedentes
· Las autoridades federales han mostrado desinterés en atender a la ciudadanía
· Sobran declaraciones, faltan hechos