Ni como sacarlo

El presidente de la Unión Ganadera Regional Hidrocálida, José de Jesús Guzmán de Alba señaló que el maíz que se produce en México registró un incremento en su arancel a la exportación de hasta en un 50% por parte del Gobierno Federal.
Consideró que esta medida es una decisión política para buscar que el maíz blanco se quede en México, pese a que representa apenas 4% de la producción de este grano en el país.
El líder ganadero hizo notar que la posibilidad de que la inflación en alimentos de maíz blanco sea controlada tratando de frenar su exportación influiría en un margen muy bajo, ya que los costos de producción de alimentos son los que inciden en precios más caros.
Este maíz blanco de exportación producido en Sinaloa y Sonora se envía principalmente a la zona sur de Estados Unidos donde se consume por connacionales, explicó.
En contraste, argumentó que existe un riesgo serio de que el freno de la importación de los granos de maíz transgénico sí afecte la industria de la carne, y esto implicaría un serio problema de desabasto de la carne en la población en general.
Guzmán de Alba advirtió que sería imposible que pudiéramos empezar a producir maíz de la noche a la mañana para tener más disponibilidad a nivel nacional, porque esto implica un gran esfuerzo de los agricultores.

“Estamos medianamente salvados, porque el 90% del maíz pecuario se importa. No habría forma de poder sustituir esta producción de maíz amarillo…” José de Jesús Guzmán

EFECTO TORTILLA. Según el presidente de la UGRH, los costos de producción en la elaboración de las tortillas es el verdadero efecto que provoca la inflación, así como de los alimentos en general, mientras que el precio de venta al detallista en tiendas de conveniencia genera un impacto marginal sobre el gran volumen de los alimentos que se consumen en los millones de hogares en el país.

Licenciado en Comunicación e Información especializado en Prácticas Informativas, con 10 años de experiencia en cobertura sobre administración pública, elecciones, educación, seguridad, justicia, economía, y empleo.