En más actividad dentro de la Burbuja de la NBA, los Nets de Brooklyn dieron la sorpresa de la semana al derrotar al cuadro de Bucks de Milwaukee, hilando así su segunda derrota en esta reanudación del baloncesto americano.
En los primeros minutos el equipo de Nets se mostró bastante ofensivo, aprovechó cada jugada en ataque que tuvieron y lograron un buen trabajo defensivo para obtener una ventaja de 6 puntos al finalizar el primer cuarto.
Para el segundo periodo, Giannis Antetokounmpo estuvo a punto de irse a los golpes con Donta Hall, luego de que el 45 de Nets hiciera una marca excesiva sobre el griego, mostrando una versión bastante furiosa del MVP de la NBA.
Debido a esto, Giannis jugó pocos minutos del encuentro y para la segunda mitad ya no regresó a la duela, terminando el encuentro con solo 16 minutos disputados y logrando 16 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias, siendo el máximo anotador de su equipo a pesar de la falta de juego, demostrando así la dependencia que tiene Bucks de su jugador estrella.
En los cuartos restantes el equipo de Nets mantuvo la ventaja en todo momento, pero a falta de 3 minutos el cuadro de Bucks logró remontar el marcador y todo parecía que los de Brooklyn se irían con las manos vacías.
Sin embargo a base de tiros de media y larga distancia, el cuadro de Nets logró recuperar la ventaja y dejó el marcador 119-116 en los últimos segundos, defendiendo con garra la última posesión de Bucks y llevándose su segundo triunfo de manera consecutiva en esta reanudación de la NBA.
Los Nets enfrentarán esta noche a los Celtics de Boston, mientras que Bucks jugará mañana ante Heat en busca de un triunfo que los vuelva a levantar anímicamente. El cuadro de Bucks ya tiene asegurado el liderato de conferencia, pero si Lakers reacciona podría quitarles el primer lugar de liga; mientras que Nets sigue alejándose de Wizards, por lo que todo indica que no habrá repechaje en el Este, además que el Magic podría bajar al octavo lugar. En otro duelo del día los Suns vencieron dramáticamente a los Clippers en el último segundo, con el juego empatado Devin Booker anotó la canasta de la victoria sobre la defensa de Kawhi Leonard para que Phoenix ganara 117-115 con la estampa del día.