Los productores de guayaba en el estado están enfrentando serias dificultades debido a los altos costos de la energía eléctrica y la imposibilidad de registrar sus pozos de agua ante la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, informó Miguel Martínez Rubio, presidente del Sistema Producto Guayaba quien recalcó que el problema se agrava por la situación de propiedades intestadas.
Martínez Rubio explicó que el costo de la energía eléctrica es un desafío para los productores, especialmente cuando no pueden registrar sus pozos de agua. “Tenemos postes y presas donde estamos batallando para el registro de la cuota energética por temas de intestado”, señaló. La situación legal de las propiedades, que en muchos casos no está en orden debido a la falta de herederos legalmente reconocidos, impide que los productores cumplan con los requisitos de la SADER.
El representante del sector indicó que en lugares como la presa Media Luna, donde hay entre 400 y 500 usuarios, casi la mitad enfrenta problemas de este tipo. “Los propietarios originales, en muchos casos personas mayores, ya no están, y eso crea un problema para los actuales usuarios”, explicó.
En cuanto a las medidas que se han tomado, Martínez Rubio mencionó que desde hace dos años se les ha dado un ultimátum para regularizar la situación. Aunque se han otorgado oportunidades para continuar con una carta compromiso, el proceso no depende únicamente de los productores ni de la asociación. “Son cuestiones jurídicas que están fuera de nuestras manos. Un intestado puede llevar años en resolverse, afectando mientras tanto al resto de los usuarios de un pozo o presa”, dijo.