Diego Martínez 
Agencia Reforma

LAS VEGAS, Nevada.- El enojo por la forma en que terminó su relación de 11 años llevó al ‘Golden Boy’ a lanzar un reto del que hoy sólo queda el recuerdo.
Con la frustración trabajada y asimilada, Óscar de la Hoya reveló a CANCHA que no pretende tener conflictos con Saúl Álvarez, a quien le desea lo mejor en su pleito contra Caleb Plant y en lo que resta de su carrera.
«(Cuando reté a ‘Canelo’ a pelear) estaba hablando desde mis emociones, estaba hablando desde el coraje, estaba hablando desde la frustración, (de) cuando el ‘Canelo’ decidió romper el contrato… y es una historia muy complicada».
«Sí me dolió un poco (que ‘Canelo’ rompiera el contrato). Me sorprendió, me dio coraje… no tengo nada en contra del ‘Canelo’, negocios son negocios», aseguró De la Hoya, quien aún le tiene cariño a Saúl Álvarez, con quien no quiere generar una enemistad para evitar el odio de la afición mexicana, como le pasó con Julio César Chávez.
«No quiero vivir momentos como los viví con (JC) Chávez. Yo peleé con Chávez y todo México estaba contra mí, porque le gané al gran ídolo mexicano. No quiero estar en esas posiciones, respeto mucho a mis compatriotas, respeto mucho a México, a mi familia, que es mexicana.
«Quiero que ‘Canelo’ sobresalga, que abra puertas, que sea el ejemplo, quiero que suba el mexicano y eso que dije (el reto) fue de frustración».
Por último, De la Hoya aplaudió que JC Chávez le pasara la estafeta al ‘Canelo’ durante su pelea de despedida en el Estadio Jalisco.