El presidente del Comité de Administración del Congreso del Estado, Adán Valdivia López, anunció que los diputados reelectos no recibirán finiquito al concluir la 65ª Legislatura. En contraste, el personal que laboró durante los tres años sí deberá ser liquidado, permitiendo así a los nuevos legisladores seleccionar a su propio equipo de trabajo.

Aclaró que los diputados reelectos tendrán la opción de conservar o cambiar a su personal, según los requerimientos de la función.

Este 2024, el sueldo mensual de los diputados es de aproximadamente 77 mil pesos, y el presupuesto de gestión asciende a 96 mil pesos mensuales.

En cuanto al monto destinado para liquidaciones y finiquitos, el diputado mencionó que aún no se ha definido una cantidad específica, todo dependerá de las personas que vayan a tomar la decisión. Además, estará sujeta a los resultados finales del proceso electoral y posibles impugnaciones pendientes.

El proceso para la asignación de recursos comenzará una vez que se tenga certeza jurídica sobre quiénes serán parte de la nueva legislatura. «De entrada, todos los que no formen parte como base del Congreso pues tienen que retirarse», comentó Valdivia López, subrayando que sólo los empleados sindicalizados y de base tienen garantizada su permanencia.

Respecto a las nuevas plazas, Valdivia López enfatizó la importancia de mantener un manejo responsable del presupuesto y evitar inflar nóminas. «Tenemos que ser muy responsables con el capítulo 1000 y, sobre todo, con la ley de disciplina financiera», destacó.

El presidente del Comité de Administración del Congreso del Estado mencionó que se está trabajando en asegurar que la 66ª Legislatura tenga disponibles los recursos necesarios para sus actividades legislativas, independientemente de su afiliación partidista.

La determinación del número de personal requerido para cada diputado se realizará en base a los requerimientos específicos y al diálogo constante con la Junta de Coordinación Política, concluyó.