Por Silvia Guerra

En este mundo tan globalizado y cercano, ¿quién te asegura que no te toparás pronto con la necesidad de negociar con extranjeros? ¿Ya te ha pasado? La experiencia puede ser muy emocionante y provechosa, o un rotundo y reverente fiasco.

Déjame proporcionarte algunos consejos sencillos para ayudarte a poder tener un pie adelante en las negociaciones. Esto en realidad es algo muy básico, ya que tanto el protocolo como la etiqueta empresarial internacional son muy vastos, y mucho depende del origen específico de las personas con las que se harán estas negociaciones. Pero estos consejos no te estorbarán.

  1. INVESTIGA EL LUGAR DE ORIGEN

De esta manera, podrás hacer un poco de investigación previa, para empaparte un poco de las costumbres y etiqueta empresariales utilizados en ese país. Toma en cuenta que si ellos pidieron hacer la negociación, seguramente harán también su tarea con nuestras costumbres y etiqueta empresariales. Investiga tipos de saludos aceptados, horarios, formas de negociación, intercambio de tarjetas, distinción de sexos, etc.

  1. IDIOMA

¿Te vas a poder comunicar con ellos? ¿Dominas el idioma tú o alguno de tus colegas? ¿Hablan ellos tu idioma? En caso negativo, es de vital importancia contar con un traductor, que además de dominar el idioma y tecnicismos necesarios, esté empapado de las actividades que realizan ambas empresas ya que de lo contrario, la traducción podría estar mal hecha.

  1. ETIQUETA

Investiga un poco acerca de la manera correcta de dirigirte a ellos, de si es recomendable o no pagar la cuenta en caso de que se organice una comida de negocios, de en qué punto de la comida debe comenzar a tratarse el negocio, saber si la o las personas ingieren bebidas alcohólicas y cómo ofrecerlas, indagar si existe algún tipo de comida prohibida para ellos o que no les guste, entre otras cosas.

  1. CONOCER LA OTRA EMPRESA

Es muy importante que te empapes de conocimiento de la otra empresa en todos sus rubros. Conoce su filosofía, qué hace, cómo lo hace, cómo se publicita, cuántos empleados tiene, políticas empresariales, números (costos, compras, ventas), posición en el mercado, esto entre muchas otras cosas más que podrán ayudarte a siempre ir un paso adelante. Si es necesario y tú desconoces de algunos temas, esta información te dará la oportunidad para prepararte o para hacerte acompañar de algún asesor o persona de la empresa versada en el tema a tratar.

Busca siempre tener la ventaja, preparándote con anticipación.

El Poder de tu Imagen.

silvia@consultoriadeimagen.com.mx

 

¡Participa con tu opinión!