Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Jesús H, el abogado que ultimó a su esposa la noche del jueves en la Colonia Del Valle, ofreció durante años sus servicios legales y negoció varios litigios sin contar con título de abogado, pero con un objeto que lo hacía persuasivo ante cualquiera: una pistola escuadra calibre .380, chapada en oro.
Según el registro de su cédula profesional, apenas en 2017 el presunto homicida se tituló como licenciado en derecho por la Universidad del Distrito Federal, aunque para entonces ya tenía 74 años de edad y llevaba décadas implicado en la gestión de asuntos jurídicos.
«Cuando ibas a una junta con él, para tratar de arreglar un asunto, lo primero que hacía este señor era poner su pistola en la mesa, en lugar de su cédula profesional. Te intimidaba, por eso era temido como un gángster con sus tirantes y su pistola», recuerda un reconocido abogado que pidió no revelar su identidad.
Según personas que lo conocen se ostenta como amigo de generales del Ejército como Audomaro Martínez, jefe del Centro Nacional de Inteligencia, y magistrados como Rafael Guerra Álvarez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.
Anoche Jesús H estaba a la espera de que la Fiscalía capitalina decidiera trasladarlo ante un juez, para imputarlo por el homicidio de su esposa, la cantante Yrma Lydya.
El arma que Jesús H usó no fue hallada por los policías la noche del jueves, aseguraron fuentes de la Policía.
Refirieron que, aunque sí fue decomisada una, no se trataba de la utilizada para cometer el feminicidio, por lo que las diligencias para su localización se mantenían ayer, incluso en el domicilio del abogado, en Jardines del Pedregal.