El presente de las Panteras de Aguascalientes en la LNBP Femenil no cumple con las expectativas que se tenían para el equipo. Desde la creación de la liga, el equipo local ha sido un contendiente constante por los primeros lugares e incluso por el título.
Sin embargo, en este 2024 las cosas han sido diferentes. Con un récord de cuatro victorias y seis derrotas en diez partidos, las Panteras tienen un saldo negativo, ocupando la sexta posición en la tabla general.
Afortunadamente, el calendario les brinda un respiro, ya que no volverán a jugar hasta el próximo 14 de junio. Este tiempo será crucial para que el equipo se reagrupe y corrija los errores, buscando así un cierre exitoso en la temporada regular.
Durante este receso, Sam Fuehring asumirá la responsabilidad de ponerse en forma lo más rápido posible. Como la MVP del equipo el año pasado, su llegada reciente a Aguascalientes desde Europa representa una oportunidad para revitalizar el juego del equipo.
En su último partido con las Panteras, Fuehring tuvo un papel limitado y no logró un impacto significativo. Sin embargo, se espera que, con los entrenamientos y el tiempo, desarrolle una química efectiva con sus compañeras, un elemento vital para las aspiraciones del equipo en el futuro.
Además de ser una jugadora talentosa capaz de aportar puntos importantes, Fuehring es una favorita de la afición local. Su presencia en la cancha también ayudará a elevar el ánimo en las gradas, que ha decaído debido a las derrotas recientes del equipo.
Con la incorporación de una jugadora de su calibre, las Panteras tienen la esperanza de revertir el mal inicio de temporada y volver a competir en la parte alta de la tabla después de diez partidos.