Gabriel Quadri de la Torre, ecologista liberal e investigador mexicano, presentó ayer en esta ciudad una agenda para transformar a Aguascalientes en un entorno ambiental sustentable; es necesario cambiar el modelo de desarrollo urbano para no alentar una ciudad extensa, dispersa y de baja densidad poblacional, lo cual contradice toda lógica de sustentabilidad, advirtió.

Los próximos Gobierno Estatal y Municipal deben, así pues, trabajar en una nueva política pública urbana para promover la densificación, la verticalidad, la vivienda en zonas centrales, el reciclaje y la recuperación de terrenos baldíos y abandonados, así como un transporte público eficiente y de calidad para todos los trabajadores, familias y estudiantes de Aguascalientes.

Al participar en el arranque de los foros ciudadanos “El Futuro lo Hacemos Hoy”, convocado por el senador Juan Antonio Martín del Campo, el también ex candidato a la Presidencia de la República y diputado federal electo señaló que otras dos asignaturas pendientes en Aguascalientes se relacionan con un transporte público y desarrollo urbano, ya que esta tierra es una ciudad estado como Berlín, Hamburgo y Bremen, en Alemania, y, por esa razón, tienen grandes retos institucionales y de política pública que, al mismo tiempo, se convierten en oportunidades.

Agregó que no existe desarrollo económico en Aguascalientes si no es un desarrollo sustentable, el cual tiene que ser, forzosamente, de esa naturaleza y, por ello, la necesidad de construir una agenda que garantice la política pública y los cambios institucionales y legales.

También se requiere de la participación de la sociedad en temas tan vitales para el estado en materia de agua, atracción de inversión privada y las alianzas público-privadas para mejorar infraestructura de abastecimiento de agua, de tratamiento y reuso del agua, tanto en la industria como en la agricultura.

De igual manera, se necesita manejar el tema de residuos y recuperar el funcionamiento adecuado del relleno sanitario para generar más energía limpia que pueda ser utilizada en la industria.

Asimismo, consideró que Aguascalientes debe promover una planta de generación de energía de electricidad a partir de residuos urbanos, de la basura, con la mejor tecnología existente.

En el mismo tenor, comentó que se deben proteger las áreas naturales para conservar la biodiversidad del estado y, sobre todo, avanzar en la energía limpia, ya que las empresas multinacionales y nacionales así lo requieren, además de que debe ser también barata y accesible: “un país o un estado que no es capaz de ofrecer estos requerimientos, no recibirá inversión extranjera directa”.

Por último, consideró que Aguascalientes debe avanzar en un proyecto pionero, como una central de fabricación de pilas cargadas con energía solar.