El torneo Apertura 2021 se ha dividido prácticamente en dos para Necaxa hasta el momento: un inicio terrible con tres derrotas al hilo y una reacción con tres victorias consecutivas que los ponen a mitad de la tabla con nueve puntos. El conjunto de Memo Vázquez viajó ayer por la tarde a Guadalajara para hoy enfrentar a las Chivas en punto de las 17:00 horas. en otra buena prueba que tendrán los Rayos para confirmar si el buen momento que viven es de verdad.
Necaxa llega tras una semana perfecta en jornada doble. Los Rayos vencieron al Atlético San Luis, Pumas y Juárez, aprovechando jugar dos de esos tres encuentros como locales y no recibieron gol en ninguno de esos tres juegos, apretando en la zona defensiva. El equipo ha cambiado su alineación por diferentes motivos casi partido a partido, pero parece que las cosas se han acomodado lo suficiente para tener una solidez atrás que facilita el conseguir puntos.
Luis Ángel Malagón con buenas atajadas, Rubén González siendo el capitán y líder del mediocampo y Rodrigo Aguirre jugando como poste en el frente de ataque se han convertido en la columna vertebral de Necaxa, que esta tarde intentará mantener ese nivel de juego, sobre todo a la defensiva, al enfrentar a un rival tan complejo, como son las Chivas, que, si bien no han conseguido buenos resultados, tienen un plantel interesante.
Guadalajara llega en un momento complicado con la presión de sacar tres puntos, al sumar cuatro juegos consecutivos sin conocer la victoria y con tres empates en esos cuatro encuentros. Víctor Manuel Vucetich ha sido ya el objetivo de mucha afición que pide su salida de Chivas, luego de no dar los resultados que los fanáticos quieren. Los rojiblancos también tienen mucha rotación en su once inicial, pero se esperaba que, con el regreso de los jugadores que participaron en Juegos Olímpicos, se iban a dar los resultados, cosa que no ha sucedido, hasta el momento.
Chivas querrá implantar su estilo de juego, que es mucho más veloz que el de Necaxa, pero la ansiedad por conseguir el resultado puede favorecer a Necaxa al contragolpe. La clave será controlar a jugadores como Alexis Vega y Uriel Antuna, quienes son los más peligrosos al momento de hacer daño. Necaxa tiene un saldo no tan bueno cuando van a Guadalajara al sumar sólo un triunfo en sus últimas cinco visitas a Chivas. La última de éstas terminó con empate a dos goles y aún se recuerda cuando, hace un par de torneos, Guadalajara eliminó a los Rayos en el repechaje, jugando de locales, por la mínima diferencia. Será un partido muy disputado entre dos escuadras que viven momentos distintos. Necaxa llega con la intención de alargar la racha de triunfos y Chivas aparece con la urgencia de sumar.