Por primera vez en mucho tiempo el Estadio Victoria lució con mucha gente en las gradas, el reporte oficial fue de poco más de 8 mil personas, pero se veían demasiada afición en la tribuna para que coincidiera con ese dato. Esto le dio un toque especial al choque entre Necaxa y Pumas que fue emocionante de principio a fin con los Rayos yendo con todo por los tres puntos fallando en su misión debido al poco tino entre los tres postes.
A lo largo de todo el primer tiempo Necaxa dominó y presionó a placer a los Pumas. La primera llegada ocurrió al 20′ cuando una pelota a la deriva dentro del área quedó entre Freire y Barragán, el delantero de Necaxa alcanzó a rematar, pero la pelota se fue débil a las manos de Talavera. Pocas claras tuvo el cuadro local a partir de ahí, en los minutos finales del primer tiempo Necaxa presionó fuertemente para abrir el marcador. Primero al 43′ con un tiro libre de Cabrera que encontró la cabeza de Barragán, el remate se fue por fuera del arco en una falla clara del delantero mexicano. Dos minutos más tarde Barragán mandó disparo lejano que pasó apenas por un lado y al 47′, Idekel Domínguez remató de palomita un buen centro de Mercado desde la izquierda, pero Talavera controló bien el disparo.
En el inicio del complemento por fin aparecieron los Pumas con un contragolpe que Dinenno casi convierte en gol de no ser por la intervención de la zaga rojiblanca. Necaxa tomó las riendas del partido nuevamente y al 59′ Kevin Mercado mandó buen centro desde la izquierda a segundo palo, Delgado remató con fiereza, pero Talavera con un manotazo felino salvó su marco. Al 64′ Barragán falló otro cabezazo y minutos más tarde Aguirre, que entró de cambio, tuvo una grande en el área que fue salvada por Johan Vázquez con excelente barrida. La más clara ocurrió al 78′ con una jugada individual de Rodrigo Aguirre que dejó a Necaxa con tres atacantes contra dos defensas felinos, Mercado tenía todo para servir a Ian González y que el español solo empujara la pelota, pero el servicio fue nefasto terminando con la gran chance de abrir el marcador.
Después de fallar tanto le llegó el castigo a Necaxa. A nueve minutos del final Dinenno se botó del área para de tacón servir a Juan Pablo Vigón que solo y su alma controló para después meter bombazo de zurda, rompiendo la red local y poniendo en ventaja a los Pumas ante la explosión de la afición felina. Necaxa no tuvo tiempo de reaccionar, solo Carvallo con un par de disparos lejanos y Aguirre con un cabezazo estuvieron cerca, pero el encuentro terminó decretándose la octava derrota de la temporada para los de Aguascalientes que se hunden en la tabla, en tanto los Pumas reviven esperanzas de repechaje al instalarse en la novena posición con 16 unidades.