Desde que se dio el pitazo inicial en Guadalajara todos entendimos que Necaxa salía a no perder el partido luego de malos resultados. El “Profe” Cruz mandó de inicio a seis defensores en un sistema poco antes visto con tantos jugadores a la defensiva que obviamente amarraron totalmente al equipo a lo largo de todo el partido. Aún con esto, Necaxa tuvo chances de llevarse los tres puntos, pero desconcentraciones en los últimos segundos de cada tiempo le costó la victoria al cuadro de Aguascalientes.
Chivas fue el equipo que dominó los primeros minutos. Mario de Luna casi provoca el primero en contra para Necaxa dejando una pelota a la deriva dentro del área que José Juan Macías impactó a puerta, pero Malagón con una buena reacción evitó el tanto. Poco más tarde Isaac Brizuela lanzó otra advertencia con disparo lejano que pasó por arriba del marco. El tiempo fue pasando con Necaxa ahuyentando el peligro en su meta y para sorpresa de todos Ian González marcó el primer gol del partido; la jugada inició con un buen pase de Idekel Domínguez, el español entró por izquierda al área y aguantó los embates de Hiram Mier, cuando parecía que no tenía ángulo de disparo venció a Gudiño por debajo de las piernas en una gran jugada individual. Los Rayos parecían se iban al descanso con la ventaja, pero a solo unos instantes del entretiempo Isaac Brizuela desbordó por la derecha metiendo centro débil que parecía no tener nada, en un movimiento inexplicable Mario de Luna dejó pasar la pelota en lugar de cortarla y Jesús Ángulo aprovechó mandando la pelota al fondo a escasos centímetros de la línea de gol, cumpliendo la ley del ex ya que en años pasados vistió la casaca de Necaxa.
A unos minutos de haber iniciado el segundo tiempo, otra vez la fortuna le sonrío a Necaxa con un balón parado frontal. Jairo González mandó centro desde tres cuartos de cancha y Macías en su intento por despejar guardó la pelota en su propia meta regresándole la ventaja a Necaxa. A partir de ese momento los Rayos se dedicaron a defender casi en su propia área ante los intentos de Chivas por empatar. En ningún momento los tapatíos lograron causar peligro en la meta de Malagón, por lo que el partido fue avanzando hasta los instantes finales. Corría el minuto 94 cuando una serie de rebotes dejaron a Brizuela solo por la pradera derecha, el “Conejito” sacó centro excelso para que José Juan Macías conectara buen testarazo que apenas logró vencer a Malagón, que no pudo evitar el gol aunque tocó la esférica. Al final en la agonía del partido Chivas intentó sacar la victoria, pero el empate a dos goles prevaleció en un resultado gris por las formas y como transcurrió el partido, pero que al menos le permite sumar a Necaxa que llega a cinco puntos en el torneo mientras que Chivas llegó a seis, ambos en la parte baja de las clasificación.