Hace apenas unos días, el Necaxa logró superar uno de los obstáculos más importantes del torneo al vencer por la mínima diferencia a Chivas en un duelo apretado, donde los Rayos dominaron las acciones ofensivas. Con este triunfo, el equipo mantuvo su invicto una jornada más, pero ahora enfrentará a uno de los líderes del torneo.

A las 21:00 horas, el Necaxa disputará otro partido de alta exigencia al recibir a los Tuzos del Pachuca, el actual sublíder de la competencia que vive un torneo de ensueño tras superar momentos oscuros después de su campeonato. Este duelo pondrá en juego el invicto del Necaxa, que busca igualar su mejor inicio en torneos cortos, encadenando nueve partidos sin derrota.

Un aspecto crucial para este partido es que Pachuca cuenta con una de las defensas más débiles del fútbol mexicano, habiendo recibido 15 goles. Esto debe ser aprovechado por el ataque del Necaxa, liderado por Diber Cambindo, Ricardo Monreal y José Paradela, quienes han formado un tridente peligroso capaz de marcar la diferencia.

Sin embargo, también será un desafío para la defensa del Necaxa, comandada por Alexis Peña y Alan Montes. Los hidalguenses, con 20 goles a favor, poseen el mejor ataque de la Liga MX y cuentan con futbolistas en gran momento, como Oussama Idrissi y Erick Sánchez, quienes vienen anotando o asistiendo desde hace varios encuentros.

Dado el estilo de juego de ambos equipos, parece que será un encuentro abierto con oportunidades de gol para ambos lados. Podría ser una noche importante para Ezequiel Unsain, quien tuvo una buena actuación ante Chivas y poco a poco ha alcanzado el nivel esperado desde su llegada a Aguascalientes.

Necaxa se enfrenta nuevamente a un equipo de alto nivel. Si los Rayos obtienen un resultado positivo esta noche, podrían situarse entre los primeros cuatro lugares de la tabla general, pero deberán lidiar con el ataque explosivo y la velocidad de Pachuca, que cuenta con muchos jóvenes en su plantilla.

En los antecedentes, los Rayos solo han ganado dos de los últimos diez partidos ante Pachuca, pero en un torneo donde se han roto rachas negativas, el equipo de Fentanes busca sumar un nuevo triunfo que confirme al equipo como un serio contendiente para clasificar a la liguilla.