El clima respetó este sábado a los Rayos de Necaxa, que por fin pudieron hacer su debut en el Apertura 2022 al recibir a los Diablos Rojos del Toluca en el Estadio Victoria este sábado. Jaime Lozano presumió un nuevo once con Malagón en el arco, Formiliano y Alexis Peña como centrales, Brian García y Agustín Oliveros en las laterales. Ángelo Araos, José Esquivel y Dieter Villalpando en el mediocampo, mientras que Edgar Méndez, Bryan Garnica y Milton Giménez fueron los encargados de la ofensiva.

A pesar de ser un nuevo torneo, los problemas del semestre anterior se repitieron en Necaxa, cuando, apenas al minuto tres, la visita se fue arriba con un tiro centro a pelota parada de Leo Fernández que ningún jugador logró desviar; además, el efecto de la pelota causó que Malagón no pudiera sacar el remate. Con la ventaja de los visitantes, Necaxa tomó la iniciativa de la pelota, teniendo algunas jugadas de peligro sin que estas fueran muy claras, principalmente a través de tiros de esquina que no podían ser rematados por el ataque local.

Cuando parecía que Necaxa se acercaba al gol, llegó el segundo de Toluca a través, precisamente, de un tiro de esquina. Valber Huerta aprovechó una pantalla que fue jugada de pizarrón para rematar con el pie izquierdo un buen centro de Leo Fernández; la pelota salió con poca fuerza, pero lo suficientemente colocada para aumentar la ventaja de los Diablos, que llegaban poco, pero conseguían anotar. La presión de Necaxa siguió hasta provocar un penal provocado por Édgar Méndez que fue derribado por Volpi; el español tomó la pelota y cobró con potencia de forma cruzada, pero el portero brasileño sacó el disparo, salvando a su equipo del gol.

Antes del entretiempo, las esperanzas revivieron para los Rayos gracias a un buen cobro de tiro de esquina por parte de Garnica, en el que la pelota encontró la cabeza de Formiliano, quien, con certero testarazo, recortó distancias. Para terminar la primera parte, se vivió un momento polémico, ya que Leo Fernández, con amarilla, metió una plancha sobre Oliveros, Enrique Santander decidió no expulsar al uruguayo perdonando la segunda amarilla.

Ya en el segundo tiempo, Necaxa continuó generando ocasiones de peligro, pero la falta de contundencia en el último sector del campo privó a los locales de encontrar el empate en más de una ocasión. Al 69’, una falta de Formiliano dentro del área le dio la chance a Toluca de aumentar la ventaja y Camilo Sanvezzo no perdonó con un disparo cruzado de derecha. Minutos más tarde, Facundo Batista lograría el segundo para Necaxa, pero una mano previa cancelaría la anotación, por lo que ese golpe terminó por sepultar el ánimo de los Rayos, que poco a poco fueron bajando los brazos.

El marcador no se movió más y, por sexto torneo consecutivo, Necaxa arranca un torneo perdiendo en la jornada uno. La derrota también sigue la tendencia de no poder sacar resultados en casa, algo que la afición reprochó con abucheos al término del encuentro. El equipo tendrá que recuperarse rápidamente pues, la siguiente jornada visita a Querétaro en una buena oportunidad de sumar puntos.