El 2022 tiene en la mira a todos los equipos profesionales que necesitan un buen torneo o una buena temporada tras los regulares resultados del 2021. Los que tienen un mayor compromiso o deuda con su afición son los Rayos de Necaxa, que se han mantenido en la oscuridad por varios torneos consecutivos sin poder siquiera meterse al repechaje para pensar en una sorpresa y pelear por el título en la liguilla.
El Clausura 2021, que fue el primer torneo del año pasado, fue el peor para los Rayos desde que regresaron a la Primera División, al acumular solamente once puntos que los hundieron en el último sitio de la tabla general, sin tener ninguna posibilidad de avanzar a la siguiente ronda. El verano, por el contrario, fue interesante, con una fuerte inyección de dinero gracias a la compra de la mitad del equipo por parte de inversionistas extranjeros, que incluían nombres como Justin Verlander y Mesut Ozil.
Sin embargo, las cosas no cambiaron para el segundo torneo del año. Aunque llegaron varios fichajes que ilusionaron a la afición, los resultados se mantuvieron sin ser buenos y, con sólo 20 puntos, Necaxa se quedó en la décimo cuarta posición de la tabla en el Apertura 2021, nuevamente fuera del repechaje y de liguilla. Este par de torneos para el olvido han causado que Necaxa tenga compromiso fuerte con su afición y que este 2022 se le dé la vuelta a esta tendencia que ha mantenido lejos al equipo de poder soñar con algún campeonato.
Por lo pronto, la directiva ha respondido y, con varias contrataciones, ha tratado de formar una plantilla que pueda jugarle de tú por tú a los demás equipos de la Liga MX, de modo que ahora toca ver el proyecto de Pablo Guede al frente del equipo. Las miradas estarán concentradas en Necaxa, que, en tan sólo una semana, inicia su nueva aventura, con la esperanza de entregar mejores resultados y tener un año de redención.

¡Participa con tu opinión!