Saraí Cervantes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Año Nuevo Chino y las restricciones de Gobierno que se avizoran a nivel mundial para contener la variante Ómicron son algunos aspectos que complicarán que los barcos lleguen a buen puerto este año.
Nicolás Portenza, director general de Eternity México, comentó que el sector marítimo seguirá enfrentando el congestionamiento en puertos y la escasez de contenedores.
Esto llevará a que la cadena de suministro a nivel mundial continúe comprometida y estresada, añadió.
«Este será un año difícil, seguirá faltando equipo y espacio disponible en los buques… El flujo de carga que se realizó durante 2021 será similar en 2022», comentó.
Las empresas navieras continuarán este año con muchas dificultades para entregar la carga en tiempo y forma, añadió.
Portenza estimó que los costos en los fletes marítimos mantendrán los precios del año pasado.
«No esperamos un aumento exponencial en las tarifas de los fletes marítimos. Podrían navegar como se comportaron en 2021 y al cierre de año tener un alza de 15 por ciento respecto al año previo», estimó.
El directivo explicó que los itinerarios de las líneas marítimas seguirán teniendo retrasos importantes.
Seguirá siendo difícil que un barco que salga de Shanghai, China, rumbo a Manzanillo, México, llegue en 25 días, pues los buques pueden sufrir tiempos de esperas más largos este año, dijo.
El impacto de Ómicron y las medidas que tomen los países para tratar de contener el virus pueden tener un impacto importante en la operación logística este año.
«China, por ejemplo, podría imponer medidas sanitarias más restrictivas en comparación a México. Cada Gobierno actuará de manera distinta y esto generará impactos en la cadena logística irremediablemente», puntualizó.
Hace unos días la empresa de transporte marítimo de contenedores AP Moller-Maersk también advirtió que seguirá teniendo problemas para transportar mercancías a nivel el mundial, ya que la descongestión está tardando más de lo esperaba.
«La pandemia ha provocado escasez de buques portacontenedores y atascos en los puertos en un momento de gran gasto en consumo, lo que significa que cientos de buques portacontenedores están inactivos fuera de los puertos», dijo la firma naviera.

¡Participa con tu opinión!