El día de ayer, se celebró la última jornada del futbol italiano y, después de mucho suspenso y dramatismo con la Juventus y su posible participación en la Europa League para la siguiente campaña, al final el equipo que fracasó fue el de Napoli, empatando su respectivo partido y cayendo al quinto lugar general.
Antes de disputar esta última fecha, los equipos de Inter de Milán y Atalanta ya estaban clasificados a la Champions, así que sólo quedaban dos lugares para la máxima competencia a nivel de clubes, y eran las escuadras de Milán, Napoli y Juventus las que pelearían por estas dos plazas.
Tanto los ‘rossoneros’, como los napolitanos, tenían la ventaja de que dependían de sí mismos para quedarse con estos dos boletos, debido a que ambos equipos tenían un punto más que la Juventus, la cual ya estaba planteando el escenario de una posible participación en la Europa League.
En el duelo de la jornada entre Atalanta y Milán, el conjunto rojinegro consiguió una victoria de oro por un marcador de 0-2, gracias al doblete de Franck Kessié, logrando así su pase a la próxima Champions League, después de una ausencia de 8 años sin participar en esta competición.
La Juventus, a pesar de no depender de sí misma, tuvo que ganar su último encuentro y esperar el descalabro del Napoli o del Milán, así que golearon sin piedad a su rival, Bolonia, con dos goles de Álvaro Morata y uno más de Federico Chiesa y Adrien Rabiot.
Como sorpresa en este partido, Cristiano Ronaldo no tuvo actividad en el encuentro, y ya se habla de una posible salida del portugués del cuadro italiano, aunque, al final, consiguió cumplir con la tarea de clasificar a Champions, además de ser el goleador de la liga.
En Nápoles fue donde se vivió una pesadilla y es que, en el estadio Diego Armando Maradona, el conjunto local empató contra el Hellas Verona, equipo que no peleaba absolutamente nada en este cierre de temporada, exhibiendo así el fracaso monumental de Gennaro Gattuso. Ya toda la afición exige la salida del técnico italiano por esta noticia, cabe mencionar.
El marcador final fue de 1-1. Amir Rrahmani había puesto en ventaja a los celestes a la hora de juego, pero, nueve minutos más tarde, justo cuando Hirving Lozano salió del campo, el jugador Marco Faraoni anotó el gol del empate para enviar al Napoli a la Europa League.