El registro de solicitudes para recibir apoyo empresarial a través de subsidios y financiamientos del programa Todos por Aguascalientes se terminó, pero para aquellos que requieran este impulso, podrían ser canalizados a Nafin o FIRA, instituciones con las que Sedec tiene coordinación y ofrece garantías líquidas para que los créditos puedan ser otorgados a través de la banca de primer piso.

Manuel Alejandro González Martínez, secretario de Desarrollo Económico, expresó que se tiene conocimiento que muchos micro, pequeños y medianos empresarios y emprendedores se quedaron fuera de este programa especial que surgió a raíz de la contingencia sanitaria y el cierre de prácticamente todos los giros mercantiles, pero se ha buscado la forma de allegarles más recursos y esto puede ser a través de la banca.

Resaltó asimismo que se ha buscado la manera de ayudar a mitigar los efectos económicos de la contingencia, pues ahora la realidad es que “estamos inmersos en una crisis sanitaria y económica, a todos sin excepción nos ha golpeado la crisis”, por lo que desde la Sedec se trabaja para mitigar los efectos, pero con los recursos estatales por sí mismos es complicado salir de la crisis, por ello es que se ha dicho que se requiere del apoyo del Gobierno Federal y de fondos de inversión privada para salir de esta crisis.

Refirió que a mediados de mayo se autorizó la apertura de la industria automotriz, y pudieron hacerlo aquellos que presentaron protocolos sanitarios para proteger a sus trabajadores, aun así, fue imposible conservar el nivel de empleo que se traía antes de la pandemia, y que apenas se notaba recuperación de la pérdida de fin de año.

En materia de desempleo, comentó que si bien en abril y mayo se tuvo una pérdida de la plantilla laboral, para el mes de junio no se esperan condiciones distintas, por eso es que se ha buscado apoyar al empresario y al emprendedor en la medida de lo posible.

Pero también, comentó el titular de la Sedec, se deberá tener especial atención con las personas que se autoemplean o están dentro del empleo informal, pues éstos ocupan aproximadamente el 50% de la Población Económicamente Activa en el estado, y fueron también los que se quedaron sin ingresos, en cuanto comenzó la temporada de aislamiento productivo y se logró apoyar a algunos.