Tras registrarse la primera muerte por reinfección de COVID-19 en el mundo en una paciente de 89 años, se reitera que la gente al volver a enfermarse puede ser blanco de severos cuadros letales en su salud, advirtió el ex presidente del Colegio de Medicina Interna de Aguascalientes e infectólogo, Francisco Márquez Díaz.
El especialista comentó que la población debe estar alerta a los rebrotes en gente que ya enfermó por coronavirus, con lo que se reitera que no hay un pasaporte de inmunidad ante los distintos reportes que están surgiendo en varios lugares del mundo, sobre todo en países que tienen recursos tecnológicos más ágiles que en México para identificar estas variables.
En tal sentido, hizo referencia al caso reportado el pasado martes de reinfección de una mujer de 89 años en Holanda que padecía una enfermedad conocida como macroglobulinemia, un padecimiento que puede estar asociado a leucemias o linfomas, la cual estaba en quimioterapia y después de haberse infectado meses atrás por primera vez por coronavirus, desarrolló nuevamente un cuadro clínico que lamentablemente tuvo una evolución fatal. “Esto nos pone una señal cuando sabemos que este virus tiene preferencia por una población vulnerable y que podrían ser nuevamente blanco de cuadros severos y letales en un momento dado, lamentablemente”.
Afirmó que en el caso de las personas que son sanas, no quedan excluidas de sufrir alguna reinfección, ya que también se tienen reportes de gente que desarrolló una segunda enfermedad con un cuadro clínico mucho más activo. “Insistimos que el hecho de haber tenido ya coronavirus no implica que podemos hacer reuniones en nuestro domicilio o evitar visitas a nuestra casa, visitar a amigos o salir a bares, a reuniones tumultuarias. Definitivamente es una invitación a seguir con las medidas universales de protección”.
Estableció que en el caso de Aguascalientes el mayor porcentaje de infecciones se sigue presentando en adultos entre 24 a 54 años al ser ese grupo de personas, el que no está respetando las medidas. “Se están infectando más y lamentablemente se están dando las defunciones en personas entre 60 y 80 años al ser los jóvenes los que se están infectando y nuestros viejos se están muriendo”.