Benito Jiménez
Agencia Reforma

SAN PEDRO DE LAS COLONIAS, Coahuila 27-Mar-2021 .-A este municipio de la Comarca Lagunera, considerado la cuna de la Revolución Mexicana, desde hace 33 años no venía un Presidente.
En 1988, Carlos Salinas de Gortari visitó este lugar durante su campaña a la Presidencia, aún no mandaba desde Palacio Nacional, pero “ya era”, recuerdan los ejidatarios laguneros.
Esos lugareños tienen una escena muy fresca en la mente. Corrieron a patadas al entonces candidato. Aunque eso le costó una maldición a San Pedro de las Colonias. Dicen que el salinato se encargó de que a este pueblo le fuera peor.
Y es que en esta región son cardenistas.
“Carlos Salinas nunca perdonó a la población lagunera el que hubieran rechazado su propuesta y una política que se venía aplicando, y que se hacía sentir en la caída de los niveles de vida de la producción y el abandono de esta región por parte del gobierno”, dijo Cuauhtémoc Cárdenas en su visita a esta región durante la campaña presidencial de 1994.
Tal vez los habitantes de San Pedro de las Colonias desearon la visita de Cárdenas, pero ayer llegó un viejo conocido del michoacano.
El Presidente Andrés Manuel López Obrador vino a supervisar el programa Jóvenes Construyendo el Futuro a este lugar donde Francisco I. Madero escribió el libro “La Sucesión Presidencial en 1910”.
Y era tal la atmósfera, que el tabasqueño lanzó una advertencia previo a los comicios de junio próximo, y antes de iniciar la veda electoral.
Celebró el que una de las grandes aportaciones de la democracia sea que el poder no está en un solo hombre o en un solo partido, sino en el pueblo. El pueblo es el que elige.
“Estamos obligados a establecer la democracia porque la democracia no nos va a traer el cuerno de la abundancia, no es que ya habiendo democracia va a haber crecimiento económico y va a haber empleo, no”, indicó en su discurso.
“La democracia nos aporta cosas muy importantes, una sobre todo: el que nadie se siente absoluto en ningún nivel de la escala y que sea siempre el pueblo el que tenga las riendas del poder en sus manos, eso es la democracia”.
Son contrapesos indispensables, acotó.
“Si domina un solo partido, si hay sólo un hombre fuerte, si existe una dictadura, pues el pueblo nunca es escuchado, tomado en cuenta”.
López Obrador subrayó que los funcionarios que obtienen cargos públicos deben trabajar y atender al pueblo.
“Tienen que cumplir porque sino en las elecciones futuras ya el pueblo no vota por ese partido”, añadió.
A una semana del arranque de las campañas federales, el Presidente reiteró su llamado a los partidos y gobiernos a no repartir despensas, cochinos y pollos en estos tiempos electorales y que los ciudadanos tengan la oportunidad de votar de forma libre y secreta, cosa que no sucedió en 1910.
BIEN PORTADOS
Previamente, desde Gómez Palacio, Durango, López Obrador anticipó que los Gobiernos federal, estatales y municipales darán una buena lección en los próximos comisión para evitar el fraude electoral.
“Creo que vamos a dar una muy buena lección en las próximas elecciones porque hay un acuerdo ya con todos los Gobernadores en favor de la democracia”, estableció al inaugurar el Hospital General en este municipio.
“Estamos en La Laguna para llevar a cabo esta obra, es la última gira en esta etapa porque ya va a entrar la veda electoral, ya no vamos a poder realizar actos como este, además tenemos que ser muy respetuosos como Gobierno, para que en los procesos electorales sean los ciudadanos los que decidan libremente, que no haya injerencia de los Gobiernos, de los Gobiernos municipales, de los Gobiernos estatales y del Gobierno federal, que haya democracia, que se garanticen elecciones limpias y libres que dejemos atrás esa rémora del fraude electoral”, agregó.