Personal del Centro INAH Aguascalientes realizó la inspección correspondiente tras los daños ocasionados en los monumentos históricos, como en las técnicas de limpieza para el borrado de las pintas, sin que se registraran daños a los edificios, estableció el director de dicha dependencia, Héctor Castanedo Quirarte.

Luego de los actos realizados para conmemorar el Día de la Mujer el pasado lunes 8 de marzo con la marcha que culminó en la Plaza de la Patria, misma que estuvo acompañada de algunas manifestaciones que consistieron en realizar pintas sobre edificios y monumentos a su paso, el representante del Instituto Nacional de Antropología e Historia afirmó que debido a que algunos edificios son considerados históricos tanto por su antigüedad como por la importancia de que están revestidos en el imaginario colectivo, que los asocia al patrimonio histórico de Aguascalientes, personal del Área de Monumentos de esta dependencia tuvo a bien trasladarse al lugar de los hechos para realizar la inspección correspondiente, tanto de los daños ocasionados, como de las técnicas de limpieza que para ese momento el personal municipal realizaba para borrar las pintas.

Apuntó que después de realizada la inspección y por parte de lo que atañe al Centro INAH, “podemos decir que no existieron daños considerables y las afectaciones realizadas con pintura fueron borradas sin que con ello se perjudicaran los edificios considerados monumentos históricos”.

Por último, Castanedo Quirarte enfatizó que este tipo de actos se han vuelto comunes en las manifestaciones que se llevan a cabo en el país, por lo que la política institucional del INAH ha sido la de mantener el respeto a manifestarse por parte de cualquier persona, procurando dar seguimiento en la limpieza o procesos que se realizan para resarcir los daños causados.