A un ancianito le falló el marcapasos que utilizaba debido a que estaba enfermo del corazón y murió en el interior de su domicilio sin que pudiera recibir ayuda, ya que en esos momentos se encontraba solo. Cuando llegó su hija procedente de su trabajo, lo encontró tirado en el piso de su habitación.
Los hechos se registraron el sábado a las 13:55 horas, en un domicilio ubicado en avenida Ojocaliente, en el fraccionamiento Ojocaliente, hasta donde llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, además de la ambulancia UE-58 de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
La persona fallecida fue identificada como José de Jesús, quien contaba con 85 años. Fue su hija de nombre María Lucía, de 42 años, quien hizo el trágico hallazgo al momento de llegar a su vivienda.
La mujer señaló que en ese domicilio únicamente vivían ella y su papá, pero por cuestiones de trabajo, su padre se quedaba solo.
Hizo mención que su papá estaba enfermo del corazón y a raíz de ello tenía un marcapasos.
Dijo, aunque no se encontraba enfermo, sí se le hizo extraño que ya tenía tres días sin probar alimento alguno.
Una vez que los paramédicos certificaron que la muerte del ancianito fue producto de una enfermedad, peritos de la Dirección de Investigación Pericial autorizaron que el médico familiar expidiera el certificado de defunción para que el cuerpo fuera entregado a una funeraria.