nikon d100Edsss

Las abundantes lluvias registradas en la presente temporada en la entidad, han generado estabilidad para el sector ganadero, que después de atravesar severas complicaciones por la pandemia de COVID-19 así como la sequía del año pasado, finalmente se están encaminando a la recuperación. El presidente de la Unión Ganadera Regional de Aguascalientes, Juan Pablo Franco, resaltó que a pesar del nulo apoyo para el campo de parte de la Federación, se alcanzará la meta anual de producción de carne.

El líder de los productores detalló que a pesar de que Aguascalientes es un estado territorialmente pequeño, se tiene uno de los niveles de producción más provechosos del país, con una proyección de 36 mil toneladas de carne al año, cuya meta va por encima del promedio.

Indicó que hasta antes de la pandemia, se registraron cuatro años donde la producción de carne venía incrementando un 10%, sin embargo, durante el 2020, los estragos de la pandemia así como la falta de agua para el campo por las escasas lluvias en su momento, se tradujeron en una contracción del 5%, luego de que muchos productores ganaderos tuvieron que desaparecer o en el mejor de los casos sacrificar algunos animales. Sin embargo, al resultar este año un periodo benéfico en cuanto a precipitaciones pluviales, el precio de los granos ha disminuido, lo que se ve traducido en un menor costo de producción.

Juan Pablo Franco agregó que a pesar de la desaparición de los apoyos para el campo de parte del actual Gobierno Federal, los recursos de la administración estatal han sido claves para que Aguascalientes no solamente destaque en producción de carne, sino incluso en cuanto a producción de leche, con un promedio de un millón 200 mil litros al día. Finalmente, aclaró que a pesar de la inflación, el precio de la carne no se verá afectado, lo que se traducirá en una mejor economía para las amas de casa.

«Vamos bien, por encima del promedio anual en producción de carne, las lluvias han sido fundamentales para estabilizar precios de insumos. No hay justificación para incrementar el precio de la carne para los siguientes meses», concluyó.