El fantasma de la alta inflación en México se prevé que continúe por lo menos hasta mediados de este año 2022, por lo que es importante que la población sea precavida, cuide sus recursos y modere sus gastos, así lo estableció el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza.
El especialista afirmó que este año será muy retador porque va a haber una gran tensión entre lo que se debe hacer con las actividades económicas, los eventos masivos, la vacunación y cuidar que no se desborde más la pandemia.
Destacó que empezamos estos tres primeros meses del año, los cuales serán clave y como sociedad tendremos que aplicarnos en entender que enfrentamos un entorno complejo por tener una inflación muy alta, luego de que diciembre pasado cerró en 7.36%, la más elevada en los últimos 21 años, derivado del aumento en los precios de los alimentos e insumos, como uno de los principales componentes de esta cifra histórica.
Por ello, dijo que debemos ser resilientes en la manera de trabajar y precavidos al cuidar nuestros recursos, aunque al final del día, si hay una oportunidad, también debemos tratar de aprovecharla en cuestión de inversión y en el tema de salud, cuidarnos.
Destacó que la expectativa es que al menos tarde unos dos trimestres en notarse un cambio importante en la inflación hacia la baja, dado que el Banco de México externó que las medidas aplicadas por ellos tardan de 3 a 6 meses en tener efecto, por ello, Gil Gordillo consideró que la política monetaria se está quedando un poco rezagada y es necesario modernizarla junto, ya que los capitales actuales se refugian en los bitcoins y ya no en las monedas tradicionales. “Antes se refugiaban en el dólar, pero al estar muy inestable, se refugian ahora en otras monedas digitales. El subir o bajar la tasa de referencia ya no es suficiente”.
Indicó que en los últimos días ha subido también un poco el tipo de cambio, lo cual tiene que ver con los ajustes de la política económica en México y ese será el panorama para los próximos 2 a 3 meses de cambios de la inflación hacia la baja, además de que dependerá mucho de lo que pase con el precio internacional del petróleo, de si cae o sube. “Si baja el petróleo ayuda a la inflación, pero también afecta a nuestro tipo de cambio porque de ahí el Gobierno Federal obtiene sus ingresos”.

¡Participa con tu opinión!