Grupo Reforma
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció este jueves que no será nada fácil alcanzar un acuerdo con el Gobierno de Estados Unidos para que se convoque a todos los países a la Cumbre de las Américas, a realizarse en el mes de junio, en Los Ángeles, California.

Luego de que ayer sostuvo una videollamada con el congresista Christopher Dodd, asesor de la Casa Blanca para la Cumbre, el Mandatario expresó mexicano su confianza en la decisión final que tomará el Presidente Joe Biden, al advertir que sólo él puede dar un viraje a la relación entre los países del continente.

«Vamos a esperarnos, tengo confianza en el Presidente Biden, es el momento de un gran viraje, es el momento de iniciar una etapa nueva en las relaciones de los países de América y va ser un ejemplo para el mundo, y solo lo puede hacer el presidente Biden y por eso no descarto la posibilidad de que se logre este acuerdo», dijo.

«Desde luego ustedes saben, no es nada fácil, son cuestiones muy complejas porque son cambios de políticas viejas, que datan de más de más de dos siglos y que se alentaron con la güera fría, pero tenemos que relacionarnos de manera distinta en América y en el mundo».

Desde Palacio Nacional, López Obrador hizo un llamado a actuar con congruencia y no solo invocar a la libertad y el respeto a la soberanía en los discursos.

«¿Por qué la discriminación, el racismo, el clasismo? ¿vamos a seguir en el discurso hablando de que no queremos racismo, no queremos clasismo, discriminar a nadie, que somos libres, que somos independientes, que somos soberanos, pero en los hechos demostramos lo contrario?», cuestionó.

A pregunta expresa, el Jefe del Ejecutivo sostuvo que existe respeto en la relación con Estados Unidos, elogió a Biden y pidió dejar de lado la confrontación.

«Qué puedo decir, que hay un ambiente de mucho respeto en las pláticas, que le tenemos confianza y afecto al presidente Biden y que queremos que se tome en cuenta la propuesta de no excluir a nadie», insistió.

«Hacer a un lado la confrontación, la guerra y evitar que por las malas decisiones de los políticos sufran nuestros pueblos. Estamos obligados a actuar con responsabilidad, hay asuntos que no son trascendentes y los grupos de intereses creados los elevan a rango supremo y por lo general tiene que ver con lo ideológico, lo dogmático, con el fanatismo».

El político tabasqueño explicó que México participará de manera activa en las reuniones previas a la realización de la Cumbre y que espera una respuesta final de Biden sobre los países invitados entre hoy y mañana.

¡Participa con tu opinión!