Ni la geolocalización u operativos logran detener los robos a los camiones de carga en las carreteras y es preferible no resistirse a los asaltos, lamentó el dirigente estatal de la Cámara Nacional de la Industria del Autotransporte de Carga, Roberto Díaz Ruiz.
Señaló que la situación de inseguridad para el transporte de carga en carreteras de estados vecinos como Guanajuato, Zacatecas y Jalisco sigue siendo una situación de preocupación para el sector transportista.
Advirtió que la mayoría de los asaltos se dan en zonas conurbadas, con poco más de 5 mil unidades robadas en carreteras federales y estatales del país en lo que va del 2022, de las cuales, se estima que el 27% de los casos se dan en el territorio del estado vecino de Guanajuato.
“Les pedimos a los operadores que no se vistan de héroes, está muy usado para cometer estos robos los retenes falsos o darle el alcance a las unidades para amenazar a los operadores con armas cortas o largas. No hay carga que valga la vida de una persona”, enfatizó.
Díaz Ruiz subrayó que aún con la vigilancia satelital la operación de las bandas delincuenciales pueden desarmar un camión en un lapso de dos horas, por lo que se tiene una recuperación de camiones que son sustraídos.