Alerta la delegación de la Condusef en la entidad sobre delincuentes que se hacen pasar por personal bancario para despojar de sus tarjetas bancarias a los adultos mayores.

El delegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, José Antonio Mejía Lozano, detalló que delincuentes, haciéndose pasar por ejecutivos bancarios, están acudiendo a los domicilios en los que habitan adultos mayores, con el pretexto de que les cambiarán sus tarjetas bancarias; “les dicen que van a cambiarles la tarjeta por un chip más aseguro y la gente está cayendo”, detalló el funcionario federal.

De esa forma, los hampones entregan a los adultos mayores una supuesta tarjeta bancaria en un sobre cerrado y les dicen que esperen un día para utilizarla; al acudir al cajero en el tiempo acordado; las víctimas se dan cuenta de que la tarjeta no es real y que además les han vaciado el dinero de sus cuentas o han realizado compras con cargo a sus tarjetas.

Ante esta situación, Mejía Lozano dejó en claro que “no hay ejecutivos que representen a todas las entidades bancarias, o van de un banco, o van de otro, y que el personal bancario jamás va a los domicilios de sus clientes para que estos realicen trámites”.

El delegado dijo desconocer si esta situación se esté dando a nivel nacional, pero en Aguascalientes ya se ha estado presentando; “tenemos dos o tres casos, pero sí nos preocupa porque son adultos mayores y el problema es que ellos creen en la buena voluntad de la gente y son robados”, explicó.

Es importante mencionar, que cuando un cuentahabiente es víctima de un delito como el antes mencionado, el banco no puede responder ni hacer la devolución del dinero dispuesto, pues, no se trata de un mal manejo de la información del cliente en la entidad bancaria, sino de información proporcionada por la persona defraudada.