A pesar de que en diciembre pudiera comenzar la vacunación contra el COVID-19 en México, la población en general deberá mantener aún las medidas de protección sanitarias hasta hoy establecidas y apoyar a la economía local para preservar la mayor parte de los empleos, señaló el ex presidente del Colegio de Medicina Interna y médico infectólogo, Francisco Márquez Díaz.

Ante el anuncio hecho por el Gobierno Federal de que es probable que en diciembre inicie la vacunación contra COVID, luego de que ayer miércoles la farmacéutica Pfizer ingresó su expediente técnico a la Cofepris para el inicio de su análisis, el especialista afirmó que todos los sistemas de salud y gobiernos en el mundo están intentando ofrecer algo a los ciudadanos, por lo que todas estas acciones, ya sea con base en protocolos de vacunas o protocolos de medicamentos, son opciones de manejo para un porcentaje de la población.

En el caso del anuncio de la disponibilidad de la vacuna, resaltó que lo importante sería saber realmente la magnitud del impacto que tendrá en el sentido del volumen de cuántas dosis estarán dispuestas, tomando en cuenta que somos un país con 130 millones de habitantes, de los cuales quizá nada más habrán tenido contacto con el virus posiblemente en el sentido evidente, algo más de 1 millón. “Entonces va a depender mucho el volumen de vacuna que se tenga, pues seguramente la aplicación va a ser estratificada con base en población vulnerable y trabajadores de la salud”.

Resaltó que este anuncio del Gobierno Federal da esperanza de que con ello se mitigue la presencia del virus. A pesar de lo anterior, dijo que a menos de un mes de la Navidad, la población no debe bajar la guardia y por el contrario debe mantener las acciones ya conocidas, tales como el buen uso de cubrebocas, constante aseo de manos, distanciamiento social y apoyar a la economía local lo más que se pueda, sobre todo para llevar, a fin de apoyar a los empleos de la mayor parte de los ciudadanos.

¡Participa con tu opinión!