Desde que el primer banco decidió cerrar las puertas al crédito hipotecario en Aguascalientes, por desconfianza a la operación del Registro Público de la Propiedad, han transcurrido 11 meses ya. Cinco meses antes de esto, se presentó el hackeo al sistema informático de la dependencia y, desde entonces, no ha fluido, como en otros tiempos, el sector inmobiliario de la localidad.

Esta situación ha llevado a que empresarios del ramo salgan a manifestar su situación y exigir que se resuelva el problema en el RPPC, pues, de esta manera, volverá la confianza a los bancos y, con esto, también la recuperación en la cadena productiva de este sector económico, la cual se ha visto afectada.

La falta de respuesta y el hecho de que la mayoría de los bancos siguen cerrados a los créditos hipotecarios –lo que limita la venta de casas– son  los motivos para que, esta mañana, vuelvan a plantarse frente a Palacio de Gobierno en espera de tener la respuesta prometida, en una manifestación realizada semanas atrás.

SILENCIO Y CONFUSIÓN. Integrantes del Colectivo Inmobiliario #SoluciónYa, que se conformó a raíz de las dificultades que han tenido ante la lenta operatividad, dicen, del RPPC, consideran que han transcurrido los meses y “la autoridad estatal sigue guardando silencio, la poca información que existe es opaca, los diferentes actores tienen puntos de vista que se contraponen”.

Mientras que las empresas inmobiliarias, la cadena productiva, los vendedores y compradores de propiedades “hemos pasado por sin fin de problemas a raíz de esta situación. El golpe a la economía ha sido brutal”.

DIMENSIONANDO. En el documento proporcionado a El Heraldo, se indica que, con cifras del 2020, la Asociación Mexicana de Promotores Inmobiliarios estimaba una afectación mensual de unos 120 millones de pesos, que se dejaron de colocar en el mercado en materia de crédito hipotecario, sin contar con las pérdidas de trabajadores de la construcción, arquitectos, brokers, ingenieros, asesores de venta, inmobiliarias, entre otros.

En el mismo, se indica que el 5 de mayo pasado, tras la manifestación pública, autoridades estatales se comprometieron a dar seguimiento a su demanda e informarles los avances. Sin embargo, es tiempo en que siguen en espera de respuestas y pareciera que el diálogo se acabó. Por ello, es que volverán a salir este jueves en busca de atención y solución.