José de Jesús López de Lara

Unos jóvenes que andaban de parranda por poco y se matan, luego de que el automóvil en que viajaban se impactó brutalmente contra un árbol. El saldo fue de tres heridos y cuantiosos daños materiales.
El brutal accidente se registró el lunes a las 00:00 horas, en avenida Aguascalientes Oriente, entre el Blvd. Guadalupano y avenida Camino al Cóbano.
Debido al brutal impacto el coche quedó completamente destrozado de su costado derecho y uno de los jóvenes quedó prensador, por lo que fue necesaria la presencia de Bomberos Municipales de Aguascalientes para poder rescatarlo.
Quienes resultaron heridos fueron Kevin Ignacio, de 25 años, con domicilio en la colonia La Salud; Eduardo Anoravi, de 26 años y Abraham Israel, de 25 años, con domicilio en el fraccionamiento Jesús Terán. Todos ellos viajaban en un automóvil Dodge Stratus, modelo 1998, color morado y placas de circulación AFG-4934 de Aguascalientes.
Se desplazaba a exceso de velocidad por avenida Aguascalientes Oriente en sentido de sur a norte y al salir del paso a desnivel que se ubica en el cruce con Blvd. Guadalupano, el conductor perdió el control al pasar sobre una “laguna” de agua que se formó con la lluvia que había caído.
Eso provocó que se proyectara hacia su lado izquierdo y tras subir al camellón central y deslizarse varios metros, fue a impactarse brutalmente contra un árbol. Al lugar del accidente arribaron patrullas de la Policía Vial, además de unidades de Bomberos Municipales de Aguascalientes y las ambulancias UE-12 de la Coordinación Municipal de Protección Civil y ECO-343 del ISSEA.
Otro joven que resultó ileso en el percance y que se encontraba muy agresivo y con aliento alcohólico, señaló que el conductor del vehículo se había dado a la fuga. Sin embargo, aparentemente era Kevin Ignacio quien lo conducía.